Pages

lunes, 27 de marzo de 2017

DECISIÓN DECISIVA

Ese momento de inscribir a tu hija en un colegio, sencillo no?
Entiendo que si no tenéis hijos penséis... si bueno, no será para tanto... tranquilas, yo tmb lo pensaba jajajjajajja 

Y es que cuando tienes que elegir colegio, es como cuando estás delante de tus padres intentándoles decir que quieres un año sabático, dedicarte a otras cosas, que quieres dejar de estudiar un año… sencillo también no? YA!!
Yo lo hice y creedme, la pequeña pony ( digo esto porque es una grandísima mujer pero en frasco pequeño), LA MIA MAMMA me amenazó tal niño del programa este de hermano mayor, con una escobilla del water, informándome de cómo iba a ser ese año sabático que tenía yo en mi cabeza. Jajajjajaja prometo que en el momento casi muero del miedo, me lo pintó muy negro la tia, pero oye mira, aquí estoy con una carrera gracias a ella.

Pero vamos, que así se te queda el cuerpo, elegir colegio... tanta responsabilidad a la vez? De verdad?
En esta casa hemos ido a puertas abiertas, pero bien es cierto que somos más de contacto tu a tu, vamos que somos más de hacer las puertas abiertas a nuestra manera, y allí que hemos ido el largo y yo, a todos esos colegios que esperábamos ver el cielo abierto para que nuestra hija pudiese ir con toda su libertad, que no es poca, porque ella es muy alma libre.

Hemos encontrado colegios de todo tipo, malos, buenos y regulares. El que más me impacto fue el que me dijeron que no podía pintarle las uñas a mi hija para ir al cole, tal vez es porque piensan que así no llegarán a ministros y hay que adiestrarlos desde pequeños... quitando esto es un buen colegio, al que espero que no entre jajajajjajajja. 

Yo que he sido siempre de público, y me he pintado las uñas si me ha venido en gana, tengo unos estudios, pero claro seguramente por la libertad de mi educación he movido el body en ambientes nocturnos demasiado oscuros jajajjajajjaja.

Después de entrevistas, opiniones, leer, escuchar y volvernos locos, tenemos una decisión, la hemos llevado a cabo y esperamos no equivocarnos.

También os digo que si no nos sale lo que queremos, aquí estamos muy locos y sabemos que cambiamos a La Niña a mitad de curso y tan tranquilos, no somos de ponernos nerviosos, nos van los problemas y las emociones fuertes. 

Creo que después del jueves pasado cuando iba con mi amiga Lorena, bendita ella, es de estas amigas que sobran las palabras sabes? de las que te hablas con la mirada, pues con ella íbamos a entregar nuestras inscripciones, con caras de medio miedo, a ver, convencidas estábamos pero como con medio miedo también jajajajaja... perdimos unos 20 quilos, gracias a la caminata que nos pegamos jajajjajja…y también porque esos papeles nos quemaban en las manos.

Y así ha sido todo, el mejor consejo es que hagáis lo que el corazón os mande, porque opinión todo el mundo tiene, y no siempre es la adecuada. 

De aquí a ministra fijo, que me sale La Niña .

Besos en los morros.


1 comentario: